Hoy en día puedes pedir online (casi) todo. Con un par de toques en tu teléfono tienes una despensa en casa, tu programa favorito en diferido o miles de libros electrónicos en formato Kindle o audiolibro.

Poder pedir comida a domicilio desde tu móvil, por ejemplo, ha facilitado la vida de más de uno. También ha ahorrado problemas: se acabaron las broncas por decidir quién hace la cena, o a quién le tocó la última vez. Todo esto llevaba incluso más tiempo que cocinar. Y causaba la misma acidez estomacal.

Sorprendentemente, esta misma economía digital que nos permite utilizar nuestros teléfonos para pedir la cena, está haciendo lo mismo con los coches. Y todo ello sin moverte del sofá.

Esto facilita la vida de cualquiera, está claro. Algunos trabajadores, además, tienen ciertas ventajas extra: actualmente hay empresas que ofrecen a sus empleados tickets restaurante como forma de retribución flexible. Supone un ahorro, sin lugar a dudas, pero ¿y si también pudiesen optar a un coche de uso personal con todos los gastos incluidos y beneficiándose del ahorro fiscal?

Pues esto ya es una realidad. Bipi ha creado un producto de retribución flexible único en España mediante el cual, las empresas, podrán incluir entre los beneficios a los trabajadores un coche de uso personal mediante el Cheque Coche.

Con este producto, enfocado a facilitar la vida de la empresa y del empleado, este último podría ahorrarse hasta 4.000€ en tres años, ya que la suscripción se cobraría directamente desde tu nómina y supone un ahorro de más de dos cuotas al año en beneficios fiscales. Además, no tendría que preocuparse por nada: en el caso de dejar la compañía, el coche se devolvería sin coste ni penalización.

Si necesitas más motivos, estas son algunas de las razones por las que deberías beneficiarte de una suscripción:

Todo el proceso es Online

Da igual que web de comida escojas, en todas ellas el proceso es simple: filtrar, encontrar y pagar directamente desde tu teléfono, Tablet u ordenador.

Con los coches pasa algo parecido. Se acabó perder el días en el concesionario arreglando papeles, o rellenando toda la documentación necesaria de las empresas de renting. Solo tendrás que suscribirte con tus datos personales. Del resto, nos encargamos nosotros.

Con todo incluido y sin precios locos

En el ticket que te dan al salir a comer a ese restaurante que tanto te gusta, no solo se incluye el valor de los alimentos (ojalá), si no que, además, tienes que pagar el IVA correspondiente, el servicio de camareros, las propinas y, a veces, incluso en servicio en terraza.

Lo mismo ocurre cuando compras un coche: a lo que has pagado por él tienes que sumar seguros, mantenimiento, impuestos de circulación, etc.

Todo eso se acabó.

Bipi no solo permite suscribirse al coche que desea directamente desde tu móvil, sino que también permite que todo el proceso sea 100% digital.


¿Necesitas más motivos para suscribirte?