A lo largo de tu vida son muchas las horas que pierdes, sin ir más lejos, en transporte público. Horas tan valiosas, que si nos preguntasen en que invertirlas, se nos ocurrirían un montón de planes alternativos en lo que hacerlo.

A la hora de comprarse un coche es incluso más tedioso: al tiempo perdido le sumas la preocupación por tomar la decisión correcta. ¿Y si le empiezan a salir averías en dos años? ¿y si se me queda pequeño?

A pesar de esto, la necesidad de tener un vehículo ha crecido considerablemente en los últimos años: según datos de 2018, el porcentaje de españoles que no podían vivir sin coche era del 51,7% y, de éstos, un 48,5% dependía de él diariamente.

A la hora de comprar un coche, los españoles somos los que más tardamos en tomar una decisión. Esto se explica en que dedicamos una gran parte del tiempo en la búsqueda online de sus características, en obtener información detallada del coche, en visitas al concesionario o en pedir opinión a familiares.

Todo esto sumado a que, de media, vamos a tener 3 vehículos a lo largo de nuestra vida (teniendo en cuenta que la durabilidad de este ronda los 14 años, y la edad máxima a la que un usuario sigue conduciendo) vamos a perder un alrededor de 81 semanas a lo largo de nuestra vida. Simplemente en comprar un coche.

Una vez comprado, habría que sumar otra serie de “inconvenientes burocráticos” como la revisión anual durante los primeros 3 años o la ITV cada dos años en el momento que el coche tenga 6 años de antigüedad (y siempre y cuando no te de problemas en el tiempo que transcurre entre una y otra)

Y no te olvides de que el desgaste por el uso del vehículo también tiene consecuencias: el cambio de aceite, renovación de las ruedas, la correa de distribución… en resumen, una media de 1,6 visitas al taller al año, y si lo multiplicamos por los años que conducimos… el resultado es claro.

Vivimos en una sociedad en la vamos corriendo a todas partes, dedicamos el tiempo justo a las tareas que tenemos que hacer  a lo largo del día, porque si nos pasamos… no llegamos: 8 horas a trabajar, 8 horas a dormir, 2 horas a comer, 4 horas a socializar…  ¿Realmente crees que merece la pena perder tu tiempo en comprarte un coche?

¿Sabes cuánto tiempo tardarías en suscribirte? Dos minutos. Y con la ventaja de que podrás olvidarte de pérdidas de tiempo, gastos extras o imprevistos.

¡Suscríbete con todo incluido y preocúpate solo de conducir!